Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

Las Crónicas de Reiki I marzo 1, 2010

Filed under: Tocinismos — sdrosell @ 9:42 pm
Tags:

Reiki, del japonés reiki (霊気 o レイキ, ‘reiki’ “poder espiritual”, “atmósfera misteriosa”) es una práctica considerada por sus seguidores terapia alternativa, que trata de lograr la sanación o equilibrio del paciente a través de la imposición de las manos del practicante, canalizando cierta energía universal.

Lo que acabáis de leer, es en lo que me he introducido yo este fin de semana. Me he planteado un objetivo este año, hacer cosas que jamas en la vida se me hubiera ocurrido hacer, y esta era una de ellas.

Había oído cosas sobre reiki, leído e incluso fui a una sesión de reiki, para que me lo hicieran a mi, la curiosidad me reconcomia por dentro. después de mi primer acercamiento al Reiki, me sentí muy triste y pensé,  “si esto me va a remover de esta manera… no sé si me conviene”´. Y precisamente por lo que me removió, me picó mas la curiosidad, me armé de valor y me apunté a un curso de Reiki…..

Sábado 27 de febrero, día de la superciclogénesis explosiva y yo de curso…. parece una premonición o maldición según se quiera interpretar. El día empezó bastante bien, todos los semáforos se ponían en verde a mi paso, los pájaros cantaban como podían con el viento que hacía, las viejecitas se paraban en los paso de peatones y encontré aparcamiento en la misma puerta del centro donde me iban a dar el curso, mas potra imposible (aunque mas adelante veréis que si era posible). Entro en el centro, me presento, se presentan y las vibraciones que me dan son bastante buenas. Después de las presentaciones protocolarias, la maestra nos cuenta los pasos a realizar en el reiki, el origen, la aplicación y nos dice que va a empezar con la iniciación (consta de 3 iniciaciones donde te conectan con la energía superior para que así te conviertas en un canal o tubería entre la energía y el receptor de dicha energía). Reconozco que a mi todo esto me pareció una milonga de mucho cuidado, no os voy a mentir, pero después de comer (después de comprobar de que no me habían puesto una multa por no renovar el ticket de la hora, la potra continuaba), la cosa cambió…. Empezamos a practicar lo que nos había estado explicando durante la mañana, es decir, nos íbamos a hacer Reiki para saber lo que se siente al dar y recibir (como diría Rocco Sifredi) para conocer cuales son las sensaciones que se experimentan, y ahí me convertí…  La sensación y el calor que yo emitía y la sensación y el calor que mis compañeros recibían de mis manos eran indescriptibles, yo me asusté porque parecía una estufa y la maestra me dijo que hay personas como yo que canaliza muy bien la energía. Me había convertido en una tubería de energía… y me sentía divinamente. Pero, ninguno de mis compañeros quería hacer reiki conmigo (como cuando en el colegio, nadie te elegía para jugar en su equipo y que quedabas sola en una esquina maldiciéndolos con caries de tamaños de camiones), hasta que la “maestra” les animó y en vez de verme como un lanzallamas, me vieron como una mantita eléctrica grande y mullida…..

Domingo 28 de febrero, día después de la superciclogénesis explosiva y yo seguía de curso… en este día la maestra nos enseñó distintas técnicas para la practica de reiki, reiki en las casas, habitaciones, objetos, piedras…. Y llegó el siguiente momento de estupefacción. Hay una de las técnicas que consiste en la canalización de la energia que recibimos a través de los 7 chakras principales para limpiarlos y colocarlos, aunque en este caso solo estábamos practicando con el chakra raíz o toma de tierra, el chakra del corazón y el chackra corona o de la cabeza…. Pues vamos a ello (preguntándome antes ¿como iba yo a canalizar algo que no veo?), conecté con la energía mas pura y verdadera, me ofrecí como canal y a limpiarme los chackras…. y lo sentí, sentía como la energia penetraba por el chakra raiz, llegaba al chakra del corazon, salía, volvía a entrar por el chakra  del corazon y salía por el chakra corona, para luego volver a entrar, como un ciclo… y no es que lo sintiera yo, es que las compañeras que tenia a los lados también lo sintieron, mi energia, como fluía… yo estaba sin palabras… Despues de esto, nos dijeron que teníamos que practicar durante 21 dias para perfeccionar y conseguir un buen nivel para el siguiente curso, así que eso haré.

Esto os parecerá una experiencia mariana, pero no lo es, yo lo he sentido. Ademas de todo esto, he conocido a gente maravillosa de una calidad humana espectacular.

No me arrepiento para nada de haber ido al curso y a partir de ahora creeré en mas cosas de las que creo ahora, ya que yo ahora soy una canal de energia y me siento muy bien.

Anuncios
 

2 Responses to “Las Crónicas de Reiki I”

  1. samasega Says:

    Pues un poco mariana si que me parece. Pero que quieres que te diga, si la acupuntura aunque sea como placebo, si la gente cree en dios, que coño, ¿por qué no íbamos a creer en el reiki?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s