Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

La familia y uno menos marzo 5, 2010

Filed under: Ya era hora, ahora me toca a mi — sdrosell @ 8:15 pm
Tags: , , , , ,

En todas las familias existen conflictos, padres que no se hablan con hijos y viceversa, suegras que no se hablan con nueras y viceversa, yernos que no se hablan con suegros y viceversa y hermanos que no se hablan entre si sin viceversa, este ultimo caso es el mio. Con el tiempo (terapia y paciencia) he entendido y asimilado que por mucho que hayas nacido en el mismo entorno, te hayan criado los mismos padres y compartas 1/4 de litro de sangre, no tienes por que llevarte bien con un familiar, en mi caso, con mi hermana.

Durante todos estos años de desierto afectivo entre nosotras, he evitado (mas yo que ella) los encontronazos, las situaciones violentas y los conflictos, por un lado por mis padres (que no tienen culpa de nada) y por otro lado por mi salud mental. No sé muy bien cuando empezó esta guerra silenciosa, nunca nos hemos llevado bien y quizás con la edad adulta, los cactus que han ido poblando este desierto afectivo han ido creciendo, hasta que un dia estaban tan crecidos que fue inevitable el silencio y la indiferencia, no sin antes asistir a una bonita verbena de reproches, envidias, insultos y desprecios, mas por su parte que por la mía. Pero claro, que pasa cuando se avecina una situación en la que vas a tener que “convivir” con la persona con la que no te llevas (ni bien ni mal)? Pues ahí me encuentro yo… en medio del desierto.

Yo no quiero hacer daño a nadie y menos a mis padres, yo no tengo nada en contra de ella, ella tiene su vida y yo la mia, pero tampoco tengo porque estar “ausente” de este acontecimiento porque a ella no le de la gana respirar el mismo aire que respiro yo y porque mis padres, aunque le pese a ella, tienen dos hijas. Cierto es que siempre he cedido yo, siempre me he ido yo de los sitios donde llegaba ella, he intentado no coincidir con ella en sitios donde podíamos coincidir. Pero esta vez, creo que no voy a ceder, por dos razones, una que ya somos mayorcitas para asumir esta situación y tragar el nudo del orgullo (mas ella que yo) y porque no voy a dejar sola a mi madre en esta situacion (mas, sabiendo como es mi hermana) y dos porque ya estoy cansada de ceder, de agachar la cabeza, de huir de los sitios como un fugitivo y de callarme por no hacer daño a nadie.

También es cierto, no quiero engañarme, que por mi tara homologada, tengo que evitar las situaciones tensas, conflictivas y que puedan hacerme tener una crisis, así que, puede, quizás, tal vez… otra vez, vuelva a ceder y a esconderme para no contaminar el aire que ella respira.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s