Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

En las distancias cortas… abril 28, 2010

es donde un hombre se la juega. Ese es el eslogan de una marca de colonia para hombres. Y yo añado, y tanto. Como ya señalé en una entrada hace tiempo, paradógicamente, cada día estaba físicamente mas cerca del dólar, que del euro. La razón, que me cambiaron de sitio y ahora solo me separa del dólar un armario, por lo que le oigo, le veo y le huelo quiera o no. Y esto me ha servido para darme cuenta de como es…

Cierto es, que para crear buena impresión a alguien, solemos mostrar lo mejor de nosotros mismos o al menos intentamos resaltarlo sobre el resto de aspectos de nuestra forma de ser. Cierto es, que de cuatro momentos cañas y de un polvo malhechao, no se puede conocer a alguien y puedes tener una imagen distorsionada de una persona. Cierto es, que de cuatro momentos cañas y un polvo malhechao, no se puede saber realmente como es la forma de ser de una persona.

Todo eso es cierto, pero el dólar, con esta distancia física que nos ha acercado, ha perdido todo lo que en algún momento hubiera podido ganar conmigo,  he descubierto con este acercamiento, que es un ser prepotente, maleducado, déspota con sus subordinados, mentiroso y manipulador, resumiendo, un gilipollas.  Y no lo digo por decir, quicir, no es una rabieta de niña encaprichada que ahorapongodevueltaymedia al tio que no me hace ni caso, no, es una reflexión fundada en las horas y horas que paso escuchándolo, viéndolo actuar y comportarse.

De verdad, doy gracias a quien esté por ahí, por hacer que me dé cuenta de lo alimaña que es. Yo que me he pasado las noches pensando en él, yo que me he pasado los días bebiendo los vientos por él, yo que he sido tan gilipollas, ahora que me he dado cuenta de como es, es como si me hubiera quitado un peso de encima, una pena porque no me hiciera caso, porque fuera de poligonera en poligonera, porque hiciera sus llamadas furtivas a su noviaintermitentemaltratadora, porque me fustigara con el látigo de la indiferencia, porque me hiciera sentir en una nube ahora y una hora después me tirara con una sola palabra a un suelo tan sucio, tan rastrero y tan ruin como él.

No deseo el mal a nadie, porque lo que no quieras para ti, no lo quieras para los demás, pero desde luego, con el tiempo, cada uno queda como lo que es.

 

Del Jardin secreto al apuro abril 27, 2010

Hoy iba a empezar la entrada con esto: Para realizarnos debemos conservar en nuestro espíritu un territorio inviolable, que llamaremos jardín secreto… Si no lo hacemos,  seremos invadidos por familiares, amigos, enemigos, comerciantes, personalidades poderosas, etc. No seremos nosotros mismos. Para hablar de ser nosotros mismos, de las malas influencias y las buenas que nos rodean… Pero las circunstancias acontecidas esta tarde, me ha hecho modificarla. Asi que voy a contar algo gracioso, que hace mucho que no lo hago.

Mi madre (ahora no es Misantamadre) cuando pasa alguna situación embarazosa o vergonzosa dice que ha pasado un apuro. Pues eso he pasado yo esta tarde. Había pedido cita para hacerme la depilación y justo cuando estaba entrando, me ha llamado mi prima y en algún momento de la conversación, entre que me estaba hablando la esteticista y mi prima, no sé en que momento, ni a que pregunta (si la de mi prima o  la de la esteticista)… he dicho si. Una afirmación que en principio no puede tener la mayor transcendencia, pero que en este caso, la he tenido.

La esteticista, tan maja ella, ha empezado con la depilación de las piernas, rápida, eficaz y con cera de chocolate, gracioso cuanto menos. Cuando ha dicho las palabras mágicas levanta la pierna… Y ahí.. .empezó todo.. o mas bien dicho, terminó todo, porque empezó a poner cera en sitios que yo no sabia que se podía poner cera y a tirar con brío y destreza, terminando con todos los pelos que yo pudiera tener. Yo entre la estupefacción y el dolor, no era capaz de articular palabra. Y siguió.. levanta la otra pierna...y volvió a poner cera en sitios que yo no sabia que se podía poner cera y a volver a tirar con brío y destreza. Y terminó. Debió de darse cuenta de mi cara de susto, estupefacción y apuro, porque me pregunta la esteticista, ya no tan maja ella, que si estaba contenta y si me gustaba a lo que le respondí, pero yo no quería esto y me responde, si.. te lo he preguntado antes, ¿ingles brasileñas completas? y has dicho que si.

Y yo como no me acuerdo de la mitad de las cosas y ya no tenia solución, me vestí con mi entrepierna pelona y me fui a casa.

 

Lo que no muevan dos tetas….

Filed under: De todo un poco — sdrosell @ 8:29 pm
Tags: , , , , ,

El frecuentemente denostado -aunque sobre todo envidiado por los hombres- Hugh Hefner, patriarca del ya decadente imperio Playboy, ha puesto la guinda al esfuerzo de notables personalidades y empresas de la meca del cine para completar el dinero preciso para garantizar la supervivencia de las famosas nueve letras blancas de Hollywood, instaladas en los primeros años 20 (originalmente eran cuatro letras más, las de Hollywoodland). Con sus 900.000 dólares quedaron completados los 12,5 millones precisos para adquirir el terreno circundante y así salvar este icono internacional de la voracidad urbanística.

Son cerca de 140 acres en las colinas de Hollywood, un paraje conocido como Cahuenga Peak. El terreno había sido adquirido en los años 40 por el magnate del cine y la industria aeronaútica Howard Hughes, para construir una casa a su entonces novia Ginger Rodgers, pero antes de emprender la obra sus relaciones terminaron, y tras la muerte del conocido millonario fueron comprados por un grupo inversor de Chicago, dispuesto a edificar casas de lujo, las cuales hubieran dañado la vista del emblemático letrero.

Vamos, que hasta que no ha llegado Hugh, con su dinero procedente del sexo elegante de Playboy, los sectores mas conservadores de Hollywood no han conseguido reunir el dinero suficiente para salvar su emblema mas conocido mundialmente.

Si ya lo dice el refrán, mueven mas dos tetas que dos carretas.

 

Retrospecter abril 26, 2010

Últimamente mi búsqueda del príncipe azul o al menos el príncipe lo menos desteñido posible, está en dique seco. Las ultimas aventuras con primos de Torrebruno, primos de Miraquebuenoestoy & Co., aparte de dejarme desilusionada y sin ganas de seguir buscando, me han dejado agotada.

Agotada quizás porque yo quiero que las cosas sean ahorayya y eso no puede ser. Yo asumo mi parte de culpa en esta búsqueda infructuosa, la asumo y la reconozco y quizás por eso he dejado de buscar, de tener algun tipo de contacto con alguno de los candidatos que tenia o que quieren conocerme. También es cierto, que hasta que no me apañe yo mentalmente, creo que poco puedo pedir a los que intentan acercarse a mi y escudándome en que ellos no son perfectos con defectos de estatura, formas de pensar, formas de hablar, intenciones etc.. escondo que yo no estoy bien.

Esto es duro reconocerlo, pero como estoy en modo retrospecter, estoy dándome cuenta que donde yo digo, tu eres, realmente quiero decir, yo soy. Y no solamente con los candidatos a príncipes azules, sino con todo lo que me rodea, todo lo chinche que he estado estas ultimas semanas, donde me molestaba hasta el mismo aire que me rodeaba, no ha sido porque mi entorno estuviera en mi contra, sino porque yo estaba en contra de mi entorno y en contra de mi misma(como muestra mi estúpida decisión abortada del sábado) porque no decirlo.

Evidentemente, hay cosas de mi entorno que no puedo cambiar y tengo que adaptarme a ellas (algo que a mi especialmente me cuesta un triunfo, la adaptabilidad no es una de mis virtudes) y otras cosas puedo cambiarlas y lo haré.

Por cierto, De unoquepasaba, he removido cielo y tierra, pero al fin lo he conseguido. Cuando lo lea… ya contaré que tal.

 

Del Tsunami a la isla abril 25, 2010

Este fin de semana ha sido de lo mas florido en cuanto a sentimientos y pensamientos. Después del Tsunami provocado por Misantopadre, llegó mi Misantamadre con su chantaje emocional posterior a cualquier Tsunami de Misantopadre (que no hay dos sin tres, vamos) lleno como siempre de culpas, tienesqueceder, lascosassonasi, yo sufro mas que tu etc.. terminando de rematar la faena taurina, es decir, yo el viernes me acosté hecha misto, el sábado me levanté igual de mal y con el chantaje emocional de Misantamadre, terminé de sentirme aun peor, hasta llegar a tener pensamientos de acabar de una vez con todo. Pero entonces, llegó mi ángel, personalizado en mi ranita particular, para sacarme del hoyo donde estaba metida y llevarme a un pueblo perdido de la sierra a comer chuletón (aunque yo comí pollo) y hacerme sentir bien, como hacia tiempo que no me sentía y por lo que jamas tendré palabras suficientes para agradecérselo.

De camino a casa, me di cuenta de que no estaba triste, estaba enfadada, enrrabietada con esta situación, por las broncas sin justificación de mi Misantopadre y por los chantajes emocionales posteriores de Misantamadre. A mi que me diga ella, que las cosas son así, que tengo que aceptarlo como venga... no me sirve de nada, porque yo no me casé con Misantopadre, yo no elegí tenerlo como padre, por lo tanto no tengo que aceptar que las cosas sean como EL y ELLA quieren, sino como YO quiero que sean.

Y hoy he ido a comer a casa de Missantospadres y no he dicho nada, no quiero decir nada, no quiero que vean que me han ganado por enésima vez, porque no lo han hecho. Asi que he comido y me he ido a mi isla, con mi puff nuevo de exterior y mis ganas de seguir luchando. A lo que ha contribuido un comentario que ha dejado una de las personas que leen este blog y que no sé porqué siempre sabe hacerme sentir bien. Gracias de corazón.

 

Los restos del Tsunami abril 23, 2010

Hasta hace seis años, el fenómeno natural denominado Tsunami, no nos sonaba de nada. Pero a partir del Tsunami de diciembre de 2006, ya somos todos conscientes de lo que es, lo devastador que puede llegar a ser y las secuelas que deja.

Pues algo así me pasa a mi, hasta hace casi un año, el fenómeno natural denominado Misantopadre, no afectaba en nada o al menos no me afectaba tanto, como hasta ese momento. Pero a partir de junio de 2009, fui consciente de lo que es, lo devastador que puede llegar a ser y las secuelas que deja. En ese fatídico mes, tomé una de tantas decisiones que a Misantopadre, nunca le han parecido bien, machacándome psicológicamente hasta la saciedad, criticando, dejando de hablar, abroncado etc etc.. hasta que a él le ha parecido bien e incluso se ha puesto alguna que otra medalla atribuida a esa decisión (los primos de Phelps están en todas partes).

Esta semana, ademas de lo mal que me he sentido, de lo chinche que estoy con todo, en definitiva, que no me aguanto ni yo, Misantopadre ha colaborado como siempre en el hundimiento de mi estado de animo. Esta semana, al meter el coche en el garaje, le rocé un lateral, con ganas y alevosía, con la barandilla de bajada. Un rozón épico, que me dolió como si me lo estuviera haciendo a mi misma. Cierto es que tengo un seguro, que aparte de costarme un cojón, me cubre el coche a todo riesgo, cierto es que el coche es mio, yo pago las letras y todos los gastos que genera, cierto es que todo esto no lo entiende mi Misantopadre. Tonta soy yo por decirle nada, porque sabia que me iba a caer la del pulpo, como si tuviera 16 años, pero es el único hombre de mi vida, es en el que me apoyo, el que siempre está ahí y al único al que quiero. Y quizás por todo eso, se cree que tiene licencia para hundirme con sus palabras cada vez que quiera.

Si he avanzado algo desde junio del año pasado, es que en junio del año pasado, exploté en todos los sentidos y caí en barrena, de la cual todavía estoy recuperándome, en esta ocasión, no he explotado, puede ser porque ya mas hundida que estoy, no puedo estar o puede ser porque la armadura que durante años he estado fraguando, al fin, ha sido efectiva ante las palabras mágicas de Misantopadre.

Los restos de mi Tsunami particular no han sido tan cuantiosos como en otras ocasiones, algún día, conseguiré transformar estos Tsunamis emocionales en pequeñas mareas, mientras tanto, seguiré intentando salir a flote le pese al mundo, le pese a las barandillas de bajada de los garajes y le pese a Misantopadre.

 

Los dos lados de la cuerda abril 22, 2010

Filed under: Tocinismos — sdrosell @ 8:19 pm
Tags: , , ,

Hoy he leído esto…. y me parece buenísimo para pensar en que lado de la cuerda estamos.

Cada día nos encontramos con gente a la que, si le comentas que hay algo de ellos que no te gusta, te contestan un tajante Yo soy así. Por otro lado hay gente que ante la misma circunstancia, piden perdón profundamente e intentan no hacerlo nunca, nunca más – sin darse la posibilidad de respetar su propio comportamiento o manera de ser o hacer. En este punto inmediatamente la opinión del otro es la que prevalece sobre la propia. Son dos extremos, que parecen ser manifestaciones de un mismo problema: la imposibilidad de evaluar la realidad con claridad. La pregunta clave ante un conflicto es: ¿Hasta dónde estoy dispuesto a defender mi posición?

YO SOY ASI (YSA)

La respuesta del primero es clara: Es que yo soy así, me tomas o me dejas. Esto ofrece una difícil disyuntiva al interlocutor. Es un órdago a la grande. Si te tomo, me jodo; pero dejarte tampoco es lo que quiero. Me gustaría un punto medio de entendimiento donde los dos cedamos si hace falta pero alcancemos un acuerdo común. (seguramente no lo pensamos en esos términos). Pero el diálogo se cerró antes de empezar. No hay punto medio. Ni siquiera hay tú y yo. Es el miedo a perder la propia identidad(o a que se ponga en entredicho). La propia identidad estaba puesta en entredicho por YSA antes de llegar a tal punto – de ahí esa enconada defensa. A menudo tal persona tiene lo que eufemísticamente se llaman dificultades sociales. Vamos, que no tiene amigos o conserva poco tiempo las relaciones amorosas(de no ser que encuentre a Lo Que Tú Digas, perfecto complemento que veremos después). Llegado un punto se pregunta por qué, y probablemente se contesta con una sobrevaloración positiva. Generalmente, del tipo Tendré mis cosas, pero yo soy sincero y digo las cosas a la cara. Al sujeto a quien se le plantea este dilema, se le pone contra la espada y la pared. Y generalmente no es algo agradable. Y como suele ocurrir, cuando uno muestra este comportamiento, es difícil que se pueda llegar con éste a un acuerdo lógico, razonado y escuchado por ambas partes en otros temas. Y eso jode, porque da la sensación (inconsciente muchas veces) de que en cualquier momento te van a sacar el comodín del Yo soy así. YSA suele ser enérgico, y esa energía y extroversión puede al principio ser admirada o caer en gracia a otros perfiles. El problema viene como hemos dicho en la gestión de los conflictos que van apareciendo.

LO QUE TU DIGAS (LQTD)

La respuesta del segundo es la contraria: Vale, lo que tú digas. En este escenario, LQTD tampoco atiende a la realidad: invariablemente el otro tiene razón. Seguramente sigue pensando en su fuero interno que él tiene razón, o que aquello otro le gusta más, etc. Pero hay algo que salta, como un resorte, y obliga a agachar la cabeza, torcer el morro y arquear las cejas lastimeramente a LQTD. Se relaciona la parte (el conflicto concreto) con el todo(la relación entre los sujetos), y se traga lo que sea por el otro. Es el miedo al conflicto. Este perfil tiende a sobrevalorar el aguante. Para él, soportar al otro es un valor añadido a su persona. No todo el mundo tiene el aguante que yo tengo contigo – es uno de los reproches típicos, o con lo que yo he hecho por ti. Es como si cada vez que aquél transigió en una decisión o conflicto, se añadiera una piedrecita más a una pared… y a la que te das cuenta esa pared actúa como prisión. La prisión de la culpa, claro: inconscientemente, LQTD siente que mediante este mecanismo hace oposiciones a la amistad o amor del otro. Suele caracterizarse por un perfil menos enérgico que YSA, más depresivo. Más introyectivo (esto es, tendiente a seguir la norma establecida y a aceptar como suyos los dictados o idearios externos generalmente de los padres) y retroflexivo (esto es, que emite su violencia contra sí mismo. La rabia aparece, pero encuentra una barrera que le impide salir por lo cual se vuelve contra uno). De primeras, por lo general nos suele gustar a los humanos que nos den la razón. Más que que nos la quiten. Por lo tanto, LQTD no tendrá tanto problema en encontrar amigos o pareja . El problema viene después: la gestión del conflicto es nula, sólo aparece la evitación del conflicto. Cuando LQTD hace esto, está negando el presente. Desde ese punto estoy negando lo que me pasa (lo que me apetece, lo que quiero… o lo que no quiero) para darle al otro su voluntad. Esto, que puede verse como generosidad o gratitud, muchas veces es una forma de evitación del conflicto. Cuando esto se cronifica, generalmente cansa, y puede dar la sensación de lastre, de agobio, alguien sin opinión propia, que hará lo que yo diga sólo porque yo lo diga. Si el compañero es también un LQTD, a la relación le puede faltar chicha o vidilla pero funcionará. En general uno de los dos se erigirá en portavoz, pero al ser de naturaleza evitadora, nunca llegará la sangre al río ni mucho menos. Eso sí, puede que al equipo resultante le falte fuerza hacia afuera, pero internamente la vida será plácida… de no ser que uno de ellos devenga en YSA precisamente al ver el campo abierto, ésta es la mía. Sin embargo, si el compañero es YSA, formará una pareja simbiótica donde cada cual se alimenta del otro. YSA tendrá vía libre para sus excentricidades y golpes en la mesa, LQTD tenderá a asumir lo que YSA diga y acatar lo que toque. Eso sí: muy probablemente ambos extremen todavía más los caracteres que les gobiernan y se acomoden en ellos.

CARACTERISTICAS COMUNES

En las dos ocasiones hay un déficit de awareness, de darse cuenta. YSA lo solventa con un no mires atrás, se lo juega todo y a esperar cartas. LQTD, sin embargo, mira sus cartas, pero no cree en sus posibilidades y las tira al más pequeño envite. Ninguno de ellos puede jugar con los puntos medios. Caminar hacia el otro extremo es el ejercicio que, en cada caso, aumentará la conciencia de cada uno y les ayudará a ver que, ni YSA se va a morir(pérdida de identidad) por escuchar, dialogar y compartir posibilidades; ni a LQTD le van a dejar de hablar por mantener su opinión. Todos nos colocamos, más o menos en algún punto de esta cuerda.