Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

Los restos del Tsunami abril 23, 2010

Hasta hace seis años, el fenómeno natural denominado Tsunami, no nos sonaba de nada. Pero a partir del Tsunami de diciembre de 2006, ya somos todos conscientes de lo que es, lo devastador que puede llegar a ser y las secuelas que deja.

Pues algo así me pasa a mi, hasta hace casi un año, el fenómeno natural denominado Misantopadre, no afectaba en nada o al menos no me afectaba tanto, como hasta ese momento. Pero a partir de junio de 2009, fui consciente de lo que es, lo devastador que puede llegar a ser y las secuelas que deja. En ese fatídico mes, tomé una de tantas decisiones que a Misantopadre, nunca le han parecido bien, machacándome psicológicamente hasta la saciedad, criticando, dejando de hablar, abroncado etc etc.. hasta que a él le ha parecido bien e incluso se ha puesto alguna que otra medalla atribuida a esa decisión (los primos de Phelps están en todas partes).

Esta semana, ademas de lo mal que me he sentido, de lo chinche que estoy con todo, en definitiva, que no me aguanto ni yo, Misantopadre ha colaborado como siempre en el hundimiento de mi estado de animo. Esta semana, al meter el coche en el garaje, le rocé un lateral, con ganas y alevosía, con la barandilla de bajada. Un rozón épico, que me dolió como si me lo estuviera haciendo a mi misma. Cierto es que tengo un seguro, que aparte de costarme un cojón, me cubre el coche a todo riesgo, cierto es que el coche es mio, yo pago las letras y todos los gastos que genera, cierto es que todo esto no lo entiende mi Misantopadre. Tonta soy yo por decirle nada, porque sabia que me iba a caer la del pulpo, como si tuviera 16 años, pero es el único hombre de mi vida, es en el que me apoyo, el que siempre está ahí y al único al que quiero. Y quizás por todo eso, se cree que tiene licencia para hundirme con sus palabras cada vez que quiera.

Si he avanzado algo desde junio del año pasado, es que en junio del año pasado, exploté en todos los sentidos y caí en barrena, de la cual todavía estoy recuperándome, en esta ocasión, no he explotado, puede ser porque ya mas hundida que estoy, no puedo estar o puede ser porque la armadura que durante años he estado fraguando, al fin, ha sido efectiva ante las palabras mágicas de Misantopadre.

Los restos de mi Tsunami particular no han sido tan cuantiosos como en otras ocasiones, algún día, conseguiré transformar estos Tsunamis emocionales en pequeñas mareas, mientras tanto, seguiré intentando salir a flote le pese al mundo, le pese a las barandillas de bajada de los garajes y le pese a Misantopadre.

Anuncios
 

3 Responses to “Los restos del Tsunami”

  1. saramsg Says:

    Estoy muy orgullosa de tí. Un abrazo y mucha fuerza. Al final lo verás todo con la perspectiva más clara y apenas dolerá.

  2. unoquepasaba Says:

    Hoy es 25 de abril, hoy es el día… bueno no hay día del video, pero aquí va uno…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s