Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

Sexo Tocinero julio 9, 2010

No, no es una entrada donde desvele mis artes amatorias, es una entrada donde expongo mi torpeza con los hombres.

Ayer mientras iba camino del garaje para ir al nutricionista (y que me dijera que habia adelgazado 6,5 kilos tomaaaaaaaaaaa) oí a un chico decir menudo cuerpazo tienes, yo, como es mi costumbre, ni miré ni nada, porque normalmente ese tipo de piropos no me los dicen a mi, sino a alguna tia despampanante que pase justo por mi lado. Mientras esperaba que la puerta del garaje se abriera, el chico, se acercó a mi y me dijo y ademas eres preciosa, yo, que estaba mirando el movil, miré para los lados por si acaso, la despampanante estaba justo a mi lado y vi que no, que estaba sola, levanté la vista y le ví… Me llamo Raul, me dijo, tu como te llamas? Tocino, le respondí, me das dos besos? eres preciosa lo sabes? podriamos tomar algo algun dia?, siguió diciendo. Yo me quedé a cuadros y le dije, si claro, otro dia que coincidamos, el me respondió, me puedes dar tu telefono? y yo entré en el garaje y le dije es que tengo prisa, otro dia que nos veamos. Y ahí quedó todo, el chico en la puerta del garaje y yo bajando la rampa a una velocidad impropia en mi.

Vamos, la perfecta escena de Sexo en Nueva York, se convirtió en la perfecta escena de Cosas que no debes hacer si eres un Tocino torpe.

Y yo reconozco que se me dan muy mal los hombres, siempre me siento atraida por los que no debo, los malotes, los canallas, los que te utilizan, los que pasan de ti, porque esos son los que a mi personalmente me dan morbo, pero no me hacen feliz, repito, NO ME HACEN FELIZ.

A raiz de esto, me acordé de una conversacion que tuve con La Ranita, en la que le decia que la epoca de experimentar con cabrones habia pasado, que por mucho que nos gustaran, realmente no nos hacian felices, y digo yo, que para cuatro dias que estamos en este mundo, seamos felices no? Y la dije que ahora tocaba encontrar a un buen chico, que puede que no tuviera esa sustancia adictiva, el cabronismo, pero si tenia otra, el felicismo.

Se cumplirá mi deseo? Dejaremos de ser adictas a los hombres que no nos hacen felices o es que somos masoquistas del amor?

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s