Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

De lo que se rompió e intento arreglar julio 23, 2010

En todas las batallas y en todas las guerras siempre hay lados perdedores, ganadores, muertos, heridos graves y leves. Y el balance de mi ultima batalla con el sinsangre católico, ha sido un herido grave, YO. El jueves yo me levanté con una presión en el pecho y un dolor el brazo que iba hasta el lomito de detrás un poco extraño. Yo pensaba que eran gases, que para los que los sufrimos, sabéis que hay veces que parece que te va a dar un infarto, hasta la noche del jueves….

Me desperté con un dolor el pecho muy fuerte, me dolía respirar, me dolía el brazo y yo ni corta ni perezosa me fui al hospital y en ese momento pensé….. a quien llamo yo para que sepa que me estoy muriendo? Pues a miotroyo, cogí el coche, el teléfono como pude y la llamé y como pude la dije que me encontraba muy mal que me iba al hospital y que no podía respirar.

Como no puede ser de otra manera, antes de poder dejar el coche en el aparcamiento, la dichosa maquina expendedora de tickets que siempre me da calambre se queda con papel…. yo ya sin poder respirar llamo al chavalito que, con una velocidad de 0,2 metros/hora repone los tickets de la maquina. Consigo aparcar el coche y entro en urgencias…. diciéndole como puedo a la enfermera no puedo respirar, creo que me está dando un infarto…. y me caigo al suelo

Lo siguiente que recuerdo es a una enfermera con una camisa con ositos y letras de colores preguntándome mi nombre, si sabia donde estaba, si había venido alguien conmigo y que estuviera tranquila. Me ponen una vía, me sacan sangre, me hacen un electro y me dejan ahí…..

Estoy mareada, me duele el pecho, casi no puedo respirar y me estoy poniendo cada vez mas nerviosa, aparece la doctora asignada a mi caso y me dice que no me preocupe, que todo va a salir bien, que le cuente todos los medicamentos que estoy tomando y yo le cuento mi pagina propia del vademécum y al final la digo que soy bipolar y que me duele mucho, a lo que ella me dice tranquila cariño, todo va a salir bien y me abraza, el abrazo mas necesitado y dulce de toda mi vida.

Se va la doctora dando instrucciones a una enfermera con otra camisa con ositos y letras de colores que yo no logro entender y al momento viene con su camisa de ositos y letras y con un botecito me lo enchufa en la vía y una jeringuilla con Orfidal, una vez inyectada por todas partes me dice… veras como con esto te encontraras mejor, ahora descansa.

Despierto y sigo en la misma sala, ahí está la doctora y la enfermera con la camisa de ositos y letras, estas mejor? me preguntan, tenemos que hacerte una radiografía, puedes andar? Las digo que si y paso a otra sala donde me hacen una radiografía del pecho, de ahí vuelvo a la salita donde estaba y me siento…. me duele menos el pecho…viene la doctora y me dice que he tenido un ataque de ansiedad de forma muscular, que tengo que tranquilizarme y mas con mi enfermedad (o tara homologada), me da un beso y el informe no sin antes decirme eres bipolar, pero eres muchas mas cosas y seguro que maravillosas, cielo.

Me levanto, cojo mis cosas y me voy hacia el coche….. las llamadas a mis padres y demás… como podéis imaginar fueron bastante dramáticas, su pequeño tocino solo en un hospital.

Ahora todavía estoy con dolor, pero al menos puedo respirar sin morirme de dolor. La herida de esta batalla, se recupera.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s