Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

Yo no pienso: Los pensamientos me piensan septiembre 14, 2010

Anoche entre el dolor de brazo, tripa y demás partes de mi cuerpo, que tenia, después de la sesión de fisioterapia y que no me podía dormir porque mis vecinos se estaban demostrando una y otra vez lo mucho que se querían, empezaron los pensamientos a asaltar mi cabeza. Y como no podía hacer nada con el brazo, salvo arrancármelo y con los vecinos menos todavía, salvo cronometrar su actividad sexual. Me fui a la cama…. a ver si Morfeo por una vez me hacia caso y me mecía en sus brazos hasta quedarme dormida….

Pero NO fue así (para variar) y empecé a pensar…

Primero en la bronca con mi padre y en lo poco que respeta mi intimidad, mi casa, mi vida… en lo triste es querer tanto a la persona que siempre te hace mas daño y en que no sé como salir sana y salva de esta situación.

Segundo en la cita del sábado, donde ejercí EL PODER DEL NO, y que desde luego ha funcionado, nunca había espantado a un hombre con tanta facilidad y sin acostarme con el. Me siento decepcionada y ahora si que ya no sé que hacer para intentar mantener una relación con alguien, a lo mejor estoy dando vueltas a lo tonto y mi destino/karma/sino es estar sola… que así sea.

Tercero en mis compañeros de trabajo, esa piña estúpida de los sinsangre, que yo confiaba que cuando llegara el pater se disolvería…. pues no.. ha ido a peor, ahora la piña la forman ellos tres y yo estoy fuera, fuera de onda, fuera del trabajo, estoy fuera y sola. Siempre he utilizado el trabajo como vía de escape a mi soledad en la vida privada, pero veo que ahora ni en el trabajo me puedo refugiar, donde estas ranita?

Y cuarto, que como dijo Scarlet O’Hara, ya pensaría un solución a todo esto mañana

Anuncios
 

One Response to “Yo no pienso: Los pensamientos me piensan”

  1. samasega Says:

    Como ves la solución llegó. Lo cual “tie” que servir para darte cuenta que cuando menos te lo esperas las condiciones de partida cambian y, con suerte ES A MEJOR.

    Si te sirve de consuelo yo también tengo un vecino fiestero. De hecho le llamo folleitor, no te digo más. Nunca está pero cuando viene… ya se yo a qué viene, jajaja. El otro día me persiguieron los gemidos por todas las habitaciones de la casa. Ains, que escozor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s