Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

Lechugazo va, lechugazo viene diciembre 21, 2010

Filed under: Tocinismos — sdrosell @ 1:28 pm
Tags: , , , , , , ,

Yo tenia una amiga que se había pasado diez años con el mismo hombre y un día, él se fue a Ibiza y volvió diciendo que ya no quería estar con ella… y ella después de pasar unas dos semanas de luto, lágrimas y abogados(para arreglar el tema del piso comprado a medias), se pasó por la piedra, por su cama, por su trastero y su sofá a todo hombre que se paseara delante de ella. Llegó un punto en que no se acordaba de los nombres de los hombres con los que se había acostado así que les ponía motes, Eskakeitor, Capitán Garfio, Dark Vader…. Y fue éste último el que la rompió el corazón.

La historia de esta chica con Darth, fue bastante extraña desde el principio, ella se enamoró perdidamente de él y él seguía flirteando con todas, hasta que en un concierto en favor de la causa de Mandela, él o su miembro, se intentó ligar a la prima de una amigo de mi amiga, que rapido como el rayo fue a cascárselo a mi amiga, provocando así la muerte de esa relación, el estallido del corazón de mi amiga en mil pedazos y la creación de un nuevo termino a la hora de denominar un desengaño sentimental o que la persona que tu pretendes no quiera nada contigo o que tu pareja rompa contigo… y todo eso es, el lechugazo.

Los lechugazos van y vienen, quicir, que te pueden dar un lechugazo y tu dar un lechugazo a alguien, porque si solo va en un sentido, no tendría la más mínima gracia.

Hay personas que asumen su lechugazo haciéndolo parte de su pequeña huerta y hay personas que no lo asumen y se agarran al recuerdo, a los sentimientos y a los pequeños gestos de la persona que te ha obsequiado con un lechugazo, para no asumir que se acabó, que no es posible y que lo mejor que pueden hacer es asumirlo, plantar el lechugazo y a otra cosa mariposa.

Es curioso como el ser humano tarda en asumir nuevas situaciones, es un animal de costumbres y si te acostumbras a algo, luego dejarlo es muy difícil. En mi experiencia con los lechugazos (asumidos y sin asumir, propios y ajenos) puedo decir, que hacerlos propios es tan o mas doloroso que la generación del lechugazo como tal.

Dentro del lechugazo recibido, se pueden dar dos casos, uno, que lo estés esperando como agua de mayo (tipo de relación donde terminarla no te da ninguna pena, es mas, sientes alivio) y dos, que no te lo esperes. Dentro de este ultimo se pueden dar también dos variantes, asumirlo o no asumirlo, pero una cosa digo por experiencia, al final la realidad te da en el hocico y tienes que asumirlo si o si.

Si lo asumes,  pasas un tiempo, estimado en dos o tres semanas (aunque se puede demorar mucho más) triste, desanimado, llorando a todas horas, sin ganas de comer, sin ganas de nada… hasta que pasado el duelo y el luto, vuelves a estar como siempre eso si, con un lechugazo nuevo en tu huerto.

Si no lo asumes,  pasas un tiempo, sin estimación determinada, agarrado como una garrapata a cualquier resquicio de la relación o a cualquier señal que tu ex te haga. Tratas por todos los medios de mantener contacto(ya se sabe, el roce hace el cariño, donde hubo fuego quedan brasas… etc) y sino es así, tratas por todos los medios posibles, vía facebook, twitter o amigos comunes, de que tu ex conozca cómo, cuándo y dónde estas y con quién.

Hasta que llega un día, en el que ves que todo lo que hagas, digas o pienses no sirve de nada, se acabó… Y lo mas triste, tu te acabas de enterar, porque tu ex ya ha rehecho su vida y ya formas parte de su pasado sentimental, porque tu has vivido anclado al pasado creyendo que en algún momento todo volvería a ser como antes, porque tu te has creado y creído tu propia fantasía, que ahora se hunde bajo el peso de la realidad. Entonces te toca coger tu lechugazo y plantarlo en tu huerto y regarlo con todas las lágrimas que no has derramado durante todo este tiempo, con todo el dolor que no has sentido en este tiempo, con todo lo que hasta ahora te negabas a aceptar.

Así que querid@s, asumir los lechugazo recibido no es fácil, pero a corto-medio plazo es lo mas práctico y sano, cuanta menos pupita nos hagamos a nosotros mismos, mejor.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s