Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

La incursión veinteañera Vol. II diciembre 31, 2010

Después de mi primera cita con el veinteañero, la verdad es que quedé gratamente sorprendida, el chico es alto, muy alto, guapo, con sentido del humor y la cabeza amueblada, que eso es bastante importante, ni Roberto Carlos, ni follamigo ni nada… simplemente es… pues no sé lo que es, pero me gusta.

Lo que pasa que hay un inconveniente, bueno… o yo creo que es un inconveniente o quiero que sea un inconveniente. Nos movemos por círculos diametralmente opuestos, él se mueve por Pachá, Gavanna… discotecas bastante pijas y yo me muevo en mi sofá, que no es un mal sitio, pero no dejar de ser un sofá.

Entonces claro, a la hora de plantearnos donde quedar, tiene que ser un sitio neutro, donde ni el ni yo son sintamos como un elefante en una cacharrería, asi que en la primera cita estuvimos en un local de entretenimiento vario en el Diversia y en la segunda cita, vamos al cine (sitio neutral por antonomasia).

En principio yo había pensado en ver una película en mi casa, pero automáticamente me empecé a poner nerviosa, un perfecto síntoma de un ataque de ansiedad, que posteriormente tuve. No creo que fuera por la idea de tener una segunda cita con él, sino por todo el batiburrillo de emociones y cabreos del día, que se me juntó con la idea de existir un resquicio de una posible relación con el veinteañero, vamos.. que tengo mas miedo que vergüenza.

Pero bueno, la alarma no creo que salte hoy, me ha dicho que a las 2 se va a Kapital a celebrar el cumpleaños de un amigo suyo que tiene un palco reservado, toma ya… el único palco que yo he reservado alguna vez en mi vida ha sido en la San Silvestre Vallecana y ni siquiera era un palco.

Veis, somos de clases sociales distintas, ya sé que suena muy clasista, pero es así. Yo con este chaval no pego ni queriendo.

Y después de mi segunda cita se confirmó, no pegamos ni con cola, ademas me dió la sensación de que el esperaba mas de esa cita, esperaba algo mas que un besito de buenas noches en el coche… y yo sinceramente, no me apetecía darle mas. Es curioso como después de la primera cita, donde quedé gratamente sorprendida, en esta segunda cita he quedado gratamente desilusionada.

Esta visto que este no ha sido mi año, sentimentalmente hablando, ni creo que lo sea el siguiente, pero mientras tenga lo mas importante para mi, que es la salud, el resto lo tomaré como experiencia para saber lo que no quiero en esta vida y desde luego un veineañero pijo con aires de Marques de las Aguas Sucias, NO lo quiero. Menos mal que solo le di un par de besos, el resto de mis besos los reservaré para mejores ocasiones y personas.

Gracias por estar ahí. Feliz 2001 para todos. Que todos vuestros sueños se hagan realidad.


Anuncios
 

One Response to “La incursión veinteañera Vol. II”

  1. La Rana Says:

    Feliz dos mil ONCE a ti también!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s