Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

La incursión veinteañera Vol. III enero 4, 2011

Mierda, me he topado con un sinsangre, eso pensé después de mi ultima conversación telefónica con el veinteañero, donde aparte de contarme su Nochevieja (típica de los informativos del día 1 de enero, con la muchachada saludando a sus padres con una borrachera de las que hacen afición), me propuso quedar y a mi me entró un sueño, una dejadez, un aggg que le dije que tenia planes (mentiracochina, irás al infierno).

Y es que claro, a mi este chico cada vez me atrae menos, porque rompe todos y cada uno de los mitos(o fantasías) que yo tenia sobre los veinteañeros… no es para nada alocado, es un insecto palo, no es para nada apasionado, es un insecto palo, no es para nada lanzado, es un insecto palo, no te arranca la ropa y te toma como en una novela rosa, es un puto insecto palo.

Y ahí está el dilema, ¿le espabilo o no le espabilo? Porque claro, por un lado piensas, lo que yo siembre, yo disfrutaré… y las que vengan detrás… y ya eso no hace tanta gracia, y por otro lado piensas, ya estoy mayor para ir de Mrs. Robinson, yo quiero tener un partenaire que esté a la altura o un poco mas, que a mi nadie me enseñó nada.

Y claro, me da cosilla mandarle a la mierda, tan joven, tan tierno, tan insecto palo, que no puedo fustigarle con el látigo de la indiferencia así como así, le puede causar un trauma, una obsesión, una fobia o yo que sé, con lo delicadito que es, él y su polo de Lacoste. Pero por otro lado, si él y su polo de Lacoste, tiene que darme la patada, seguro que no se anda con tantos remilgos ni es tan insecto palo, que ya me sé yo el rollo melacojoconpapeldefumar y cuando menos te lo esperas ahoramelacojeotra.

Y decidí probarlo, ver como se desenvolvía en una situación, donde yo iba a degüello, directa al grano, lo quiero aquí y ahora… vente pa’mi casa a darlo todo chavalote… y justo cuando yo estaba totalmente inspirada y dejando atrás todos mis prejuicios…. nos topamos con sus padres, que claro como vive con ellos, no es tan fácil tener momentos espontáneos de pasióny mi livido se evaporó y por mas que el veinteañero me prometia mordisquitos y besitos en el cuello, yo no queria tanta delicatesen ni tantos -itos, yo queria que me pusiera mirando a Cuenca.

Así que definitivamente, ESTE veinteañero, no es para mi, yo necesito uno con un punto canalla (pero sin pasarse), uno un poco mas hecho, menos cruditoque este chaval está tan tierno que da cosa tocarle. Y puede que tenga la cabeza muy bien amueblada (como dice él, que tampoco he podido ni querido bucear mas en su intelecto), pero hijo mío, yo me acosté ayer, no nací ayer y por muy amueblada que tengas la azotea, el resto del edificio está todavía con los andamios.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s