Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

Los Imitadores de Copperfield: The beginnings febrero 8, 2011

A petición popular (bueno, no tan popular, pero una sola persona puede ser un mundo), voy a contar el comienzo de los imitadores de David Copperfield, versión light. Como habéis visto en la entrada anterior, defino mas o menos como puede ser un imitador de David Copperfield, son personas que mágicamente aparecen, te hacen unos cuantos truquitos y luego desaparecen sin volver a dar la cara.

El primer imitador de David Copperfield conocido, proviene del País Vasco, concretamente de Bilbao y quien lo imitó por primera vez, lo denominaremos a partir de ahora como El vasco. El vasco, apareció en mi vida como un ciclón (como una ola, como diría Rocío Jurado), se mostró muy interesado por mi persona, me llamaba para despertarme, para decirme que me echaba de menos, me mandaba SMS para decirme que estaba pensando en mi … bla bla bla.. vamos… sacó toda la artillería pesada para poder deslumbrarme.

Con ese mismo efecto embriagador, primero decidí ir a verlo, pero mi ansiedad me hizo recapacitar (debe ser que mi ansiedad, es mi sonar particular antes los imitadores de David Copperfield), después El vasco, dijo que venia, que quería verme, conocerme, quererme, besarme bla bla bla vamos…volvió a sacar toda la artillería pesada para poder de nuevo deslumbrarme.

El vasco, vino, vio y no venció. Aunque el truco final era el mejor, el que podría hacerle triunfar… Se presentaba en mi ciudad para verme a mi, a Tocino. Y se trajo con el todos los reproches, faltas de respeto y opiniones negativas que fue encontrándose desde Bilbao a Madrid. Protestó, renegó, criticó y satirizó todo lo que vio en Madrid, en mi casa, en mi, en mi asistenta…. vamos… que me hizo un trajecito cojonudo.

El joven David Copperfield

Cuando se fue, reconoció su error (o se dio cuenta de que se había portado como un niño mimado), prometió portarse bien, quererme para siempre (esa eternidad que puede durar desde dos horas hasta tres semanas) y se fue…. Y ahí ejecutó el truco final…. Desapareció. Como si se lo hubiera tragado la tierra en algún punto entre Madrid y Bilbao.

Nunca mas se supo de él, como si nunca hubiera existido… Pasé una noche de perros, pensando, en qué me había equivocado? En qué había fallado? Hasta que me di cuenta de que el que había fallado y equivocado había sido el, no yo. Cierto es, que no hice nada porque volviera a aparecer y cuando parecía que nunca jamás volvería a saber de él (ni falta que me hacía), me mandó un SMS, Hola, que tal tiempo hace por Madrid? Un beso… No contesté, después de esto, un mail, Hola, que tal todo? Que tal en el trabajo? Que tal el tiempo por Madrid? Un beso…Y ahí conteste…

Porque todos tenemos un limite, un momento en el que no puedes seguir huyendo, ignorando y evitando las situaciones, SMS o mails de ciertas personas y tienes que cortar por lo sano. Así que hoy ejecutando mi mejor truco de veteatomarporculo, he respondido su mail, Hola, no quiero que te pongas en contacto conmigo por ningún medio posible, haz como si no existiera. Ya lo hiciste una vez, no creo que ahora te sea difícil (si, suena muy Pimpinela). Porque yo seré muy egoísta, egocéntrica, mandona, dominante y no acepto las criticas. Pero yo doy la cara a las duras y a las maduras, no me escondo de nada y menos de ti. P.D. Si quieres saber el parte del tiempo en Madrid, visita el Weather Channel.

Y hasta aquí el relato del primer imitador de David Copperfield, espero que os haya gustado y sepáis identificarlos antes de que ejecuten su truco maestro, desaparecer.

Anuncios
 

2 Responses to “Los Imitadores de Copperfield: The beginnings”

  1. saramsg Says:

    Si quieres saber el parte del tiempo en Madrid, visita el Weather Channel, que grande, esta me la apunto!

  2. amigo gay Says:

    hola mi querida tocinito, te cuento que yo tambien he usado mi arma de veteatomarporculo hoy, cuando llegué a casa, luego que me dejaras sano y salvo en el portal, me conecte… a mi nuevo perfil, y ahi estaba, la respuesta de un gilipollas que ni siquiera se hizo cargo que había abierto un perfil y buscaba que alguien le riegue las semillitas, es mas, intento excusarse y pasarme la culpa a mi, siiii justamente A MI!!!, que hasta ayer habia esperado que mi Copperfield hiciera su acto de volver…. lo mande a tomar por culo, y acto seguido me bloqueo, como lo habia hecho yo en facebook y en msn…. necesitaba mandarlo a la mierda y que en su propia mierda se enroscara. Muy util tu guia de como identificar a los posibles Copperfields.
    Beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s