Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

Mi pequeño coliseo febrero 22, 2011

El Coliseo albergó en la Roma clásica, espectáculos como las venationes (peleas de animales) o los noxii (ejecuciones de prisioneros por animales), así como las munera: peleas de gladiadores. Se calcula que en estos juegos murieron entre 500.000 y 1.000.000 de personas. Asimismo, se celebraban naumachiae, espectaculares batallas navales que requerían inundar la arena de agua.

Imbécil con corona de laurel

Pues  hoy, sin yo esperarlo, he presenciado un espectáculo propio de un coliseo en una sala de reuniones en mi empresa. Teníamos reunión para ver como solucionar un problema que según mis jefes, está enquistado, según Tocino, los enquistados son ellos. Pero al tema, entramos en la sala de reuniones y mis jefes (que yo tengo muchos) empiezan a tirarse puñales entre ellos.

Que si no te habías dado cuenta de esto hace 15 dias… Que ahora mismo no podemos explicarle al cliente que no sabemos hacer esto.. Que podías haber preguntado… Y yo, mientras tanto, en una esquina de la mesa, viendo como los puñales envenenados de reproches, indirectas y no tan indirectas iban de un lado a otro .

En ese momento, a cámara ultralenta, he visto la lucha de poder justo enfrente de mi, tres hombres luchando por el poder de un proyecto de mierda, que es igual de mierda que el resto y del que, estos tres hombres esperan la gloria eterna, como si estuviéramos en la antigua Roma. Y ahí, entre reproche y reproche lo he visto claro, nítido, cristalino… ellos son imbéciles y yo mas.

Ellos son imbéciles, porque se creen primos de Phelps, quieren ser protagonistas, ser mas que los demás, los superjefes, los supercerebros del proyecto, los supercerebros de la empresa, los librepensadores del mercado bancario, los salvadores del mundo si se tercia… los MAS.

Y yo soy imbécil, por haberme creído la prima bastarda de Phelps, la actriz suplente de la actriz suplente de la actriz secundaria en un reparto de 200 actrices, la becaria de la becaria, la tontadelbote del proyecto, la tontadelbote de la empresa, la mema del mundo si se tercia… un puro y duro cero a la izquierda, insignificante, sin valor, ni voz ni voto… Imbécil por haber caído en ese juego, en SU juego.

Y ahí, mientras estos tres imbéciles se pegaban por la corona de laurel, yo he sacado mi bol de palomitas (en sentido figurado) y he disfrutado del momento, lo he paladeado, lo he degustado lentamente, tanto que en ese mismo momento he sabido lo que era un orgasmo, 17 años practicando sexo y yo sin saber lo que era un orgasmo!!!

Y por eso, quiero agradecerles a estas tres mentes que iluminan mi presente, mi futuro y que yo no sé que he hecho estos 31 años de mi vida sin ellos, que existan, para que así yo me haya dado cuenta hoy, a las 11:30 A.M. de que yo y solamente yo…. soy lo MAS.

Anuncios
 

One Response to “Mi pequeño coliseo”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s