Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

Viernes abril 14, 2011

Filed under: Tocinismos — sdrosell @ 12:25 pm
Tags: , , , , ,

Tras una jornada agotadora de rasquinhueving, nos fuimos mi amigo gay y yo a remodelar mi armario primavera-verano, porque en invierno mas o menos he podido ir tirando de ropa que ya tenia, pero ahora.. solo se puede tirar la ropa que ya tengo y renovar el vestuario.

Así que nos fuimos al Palacio de Versalles, o también llamado, Plaza Norte 2, con sus lamparas de araña, sus hojas de arboles ornamentales, sus columnas arrepujadas y sus pijos con pantalones cortos de cuadros (quien les ha dicho que este año se llevan los manteles, customizados como pantalones cortos?).

Comimos en un sitio acorde al centro comercial, el Burguer King (no, yo no comí hamburguesota, solo patatotas y pocas) nos dirigimos a nuestra tienda de cabecera, H&M. Mis objetivos (como en Hermano Mayor, gran programa del que haré una entrada) comprarme camisetas acordes a mi nueva figura y un pantalón, vaquero si puede ser.

Llegados a la tienda, primero echamos un vistazo en la ropa de hombre, para que mi amigo gay se probara unos pantalones y posteriormente, me tocó a mí. Como no sé que talla tengo, todo me parecía pequeño (debe ser que el metro mental todavía no está calibrado con la realidad), por lo que tuve que tirar del metro de mi amigo gay para probarme unos vaqueros, que a priori, yo pensaba que no iba a entrar y que a posteriori me hacían un culito divino, salí del probador y se lo enseñé a mi amigo gay, ávido de saber como me quedaban y los dos empezamos a llorar, yo por la emoción de entrar en ropa en la que antes no entraba ni en mis sueños y el por solidarizarse.

Y yo me vine arriba, al fin había comprobado mi verdadera talla, me había visto dentro de ropa en la que antes no podía ni imaginarme. Os parecerá frívolo, pero para un Tocino como yo, que sobrepasaba los 100 kilos, ponerme esos pantalones, era la prueba irrefutable de que todo lo que había pasado antes, durante y después de la operación había merecido la pena.

Y ahí entramos en el circulo de las compras, al final salí del Palacio de Versalles con unos pantalones vaqueros: 30 euros, camisetas: 30 euros, cazadora de pseudo-piel: 50 euros, vestido de G-Star que deja poco a la imaginación: 120 euros, ser mas feliz que una perdiz, tener al fin la autoestima que quiero y un cuerpo mas o menos decente, NO TIENE PRECIO.

Anuncios
 

One Response to “Viernes”

  1. La Rana Says:

    Oooooooolé!! Porque tu lo vales


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s