Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

El divorcio julio 4, 2011

Nunca he estado casada, de hecho nunca he tenido una relación con las características de un matrimonio. Pero curiosamente estoy divorciándome de la relación mas larga, intensa y desgastadora de lo que llevo de vida, estoy divorciándome de mi ex-empresa. Os parecerá una gilipollez, pero cuando has pasado casi los últimos 10 años de tu vida en la misma empresa, conociendo a la misma gente, moviéndote como pez en el agua por la organización, macerando cierto arraigo, en definitivas, siendo alguien en un sitio. Pasar de Fulano de Tal a ser un Fulano sin mas, es complicado y para mi, bastante difícil.

En estos días de mi proceso de divorcio con mi ex-empresa, he tenido días buenos (hiperactivos, hiperacuaticos, hiperguays….), he tenido días regulares (pensamientos recursivos de la estoycagando, nimeduchopaqué, menuda mierda de vida….) y días malos (nimelevantodelacamaparacomer).

Y es que aunque yo intentaba convencer a los que me rodeaban e incluso a mi misma, de que todo estaba bien, que era una gran decisión, que eran unas supervacaciones guau!! de tanta emoción estoy al borde del infarto!!!! En mi interior solo pensaba, esto no esta bien, la he cagado, menudas vacaciones de mierda a ver si muero de un ictus mientras duermo. Scarlett dixit.

Y hoy que ha sido mi primer día en mi nuevo matrimonio empresarial, he tenido que pasar por el edificio de mi ex-matrimonio empresarial y no he podido reprimir las lagrimas, el sentimiento de lacagamosCarlos…. Y eso que he ido todo el caminito de mi casa a mi nuevo matrimonio empresarial diciendo soy la mejor, soy la ostia, puedo con esto y mas… venga, venga, que me lo comotodo.

Y es que mi divorcio está siendo tan terrible y tan privado, que solo algunas personas saben que me he divorciado, es como si no quisiera escribir ese típico mail de despedidagradecimientopuyitas que todos alguna vez hemos recibido de ex-compañeros que se han ido de la empresa.

No me he despedido, ni he mandado un mail, ni nada de nada, simplemente he desaparecido… Plof! Le he hecho un perfecto Copperfield a mi ex-empresa (previo aviso a RRHH). Ay que ver! tanto analizar el efecto Copperfield y a los usuarios del mismo, que al final lo he terminado utilizando yo para acabar con una relación que estaba abocada al fracaso.

Así que, a falta de firmar los papeles, para hacerlo oficial, estoy divorciada.

Anuncios