Tocineando a la Bipolar

De todo lo que soy y lo que tengo

Felicidad, ¿Dentro o fuera? mayo 31, 2011

La búsqueda de la felicidad es como la búsqueda del Cáliz Sagrado? Se cree que existe pero nadie lo ha visto? La felicidad esta dentro o fuera de uno mismo? Todos alguna vez nos hemos hecho estas preguntas y creíamos que las respuestas estaban ahí fuera, como en Expediente X. Pero yo, con años de terapia y de reflexión he llegado a la conclusión de que la felicidad está en uno mismo.

Los agentes externos que pueden añadir mas felicidad a la felicidad interna, tenemos que tener presente que son agentes externos opcionales. Es decir, que independientemente de su existencia, tu felicidad no puede ser supeditada a ellos.

Podéis pensar, joe, esta tía hace dos días se estaba cortando las venas a bocaos y queriéndose quitar de en medio y ahora es la abanderada de la felicidad y el buen rollismo. Bueno, en cierta forma es cierto, porque para llegar a ser la abanderada de la felicidad, he tenido que pasar por los lodos de la autocompasión y la tristeza como una croqueta, para darme cuenta de que solo YO podría proporcionarme la felicidad. Es como la masturbación, te das gustito a ti mismo, sin necesidad de un elemento externo.

Yo antes pensaba, que cuando pasabas de una etapa a otra de tu vida, ya sea sentimental, laboral, familiar… era todo borrón y cuenta nueva. Pero no es del todo cierto, siempre tenemos que pasar un periodo de luto y cuando hemos pasado ese periodo de luto, entonces si podemos hacer borrón y cuenta nueva. Porque sino haces luto, pasas de una etapa a otra arrastrando las consecuencias de la etapa anterior.

El caso mas normal, a la hora de realizar este ejercicio, es el sentimental, como no. Todos los temas relacionados con los sentimientos son los mas complicados. Me pongo a mi de ejemplo, para que luego nadie se dé por aludido.

Antes, en el periodo entre una relación y otra, me dedicaba a mantener relaciones sexuales sin compromiso con cualquier hombre que se me cruzara, arañando retazos de cariño de cada uno de mis compañeros sexuales, creyendo que con esa compañía esporádica, podría suplir la compañía permanente de una pareja, pero me autoengañaba. Porque después de arañar esos retazos de cariño, la soledad, la tristeza y el desamor seguían ahí, no se habían disipado. Y cuando encontraba una pareja nueva, esas sensaciones desaparecían, o eso creía yo, cuando realmente eran guardadas en el cajón de los sentimientos perdidos, para volver a salir en cuanto la nueva relación se fuera al traste.

Después, me di cuenta que era como una piedra pómez, que entre relación y relación, me pasaba por la piedra a cualquiera y que con cada uno de ellos, yo me iba desgastando. Dejando de ser yo, dejando parte de mi en cada esquina. Y ahí es cuando la cagaba, estaba tan desgastada que cualquier indicio de pseudoamor, me hacia meterme en una relación, igual o mas destructiva que la anterior.

Es curioso, porque yo he conocido la relación perfecta, al menos perfecta para mi. Una relación estable, sana, donde nos respetábamos, nos queríamos y que con el tiempo, se deterioró por la juventud y los objetivos opuestos de cada uno. Y después de esa relación, no ha habido ninguna igual, ni estable ni inestable.

Quizás, porque yo conocí ese tipo de felicidad, la iba buscando desesperadamente en cada uno de los compañeros de viaje que he tenido, sin darme cuenta que cada relación es única y que podré tener una relación que se le parezca, pero nunca será igual.

Asimilar esto, no fue fácil, tuve que pararme en seco, quedarme en dique seco sexual y emocional y analizar toda mi vida sentimental para ver donde había fallado yo, donde había fallado el otro y donde simplemente había fallado la relación. Y ahí encontré mi Cáliz Sagrado.

Entendiendo, que mi felicidad solo depende de mi, que las parejas sentimentales que tenga a lo largo de mi vida, serán compañeros de viaje que me harán ser mas feliz, pero que una vez que esa compañía se acabe, seguiré siendo feliz, pasando una etapa de luto, necesaria, para que la relación siguiente, sea mejor, porque con ese luto sabré lo que NO quiero para que mi felicidad sea mermada.

Yo cuento mi experiencia, luego cada uno que la aplique como pueda, pero una cosa tengo clara, la felicidad completa y perfecta, la super-felicidad, NO EXISTE. Existe la felicidad que cada uno quiera para uno mismo, que puede ser mayor o menor dependiendo de las circunstancias de la vida, pero que NUNCA debe ser condicionada por agentes externos.

Anuncios
 

Ni son todos los que están, ni están todos los que son abril 19, 2011

La semana pasada saltaba la noticia, Catherine Zeta-Jones padece trastorno bipolar y en todos los informativos, a parte de comentar la noticia, hacían un pequeño resumen de lo que es, los síntomas, la medicación etc…

Y digo yo, porque no se explica qué, síntomas y medicación de una enfermedad mental mas a menudo? Tiene que salir la noticia de que un famoso la padece para que nos demos cuenta de que existe?

Porque como Catherine Zeta-Jones hay mucha gente, entre las que yo me incluyo, que día a día convivimos con una enfermedad mental y no tenemos tanta cobertura informativa, ni nos hacen tanto casito.

Entonces yo me he indignado, si, me he indignado, porque existen mas personas de las que creemos con una enfermedad mental, muchas están diagnosticadas y tratadas, otras tantas sin diagnosticar y la mayoría no saben ni lo que es.Vamos, que existe un vacío de información entorno a las enfermedades mentales de mucho cuidado.

Y es que antes, quien padecía una enfermedad mental era automáticamente apartado de la sociedad, escondido tras la vergüenza de su entorno, abandonado en un centro de salud mental a su suerte. Cierto es que algunas enfermedades mentales, debido a sus características, requieren un internamiento del paciente en instituciones especializadas, pero una cosa es estar internado para salvaguardar la seguridad del paciente y su entorno y otra bien distinta, internar a un paciente para salvaguardar el buen nombre de su entorno.

Tener una enfermedad mental NO es una muerte en vida, NO es una letra escarlata que te diferencia de los demás, NO es un motivo de vergüenza ajena… Es una dolencia con menor o mayor gravedad que padece una persona, que se trata, pero que no la define.

Cuando a mi me diagnosticaron el trastorno bipolar, enseguida fui señalada como que yo ERA bipolar y eso que en mi entorno mas cercano, la noticia fue aceptada con mas o menos normalidad. Recuerdo que mi tío me dijo: Recuerda que a ti no te define una enfermedad, te definen otras muchas cosas por lo que tu no ERES, sino TIENES.

Por lo tanto, desde aquí, a toda la gente que me lee, tenga una enfermedad mental o cualquier otra, quiero transmitirles, que TIENEN una enfermedad, no SON una enfermedad. Mucho ánimo a todos.

 

Egipto vs. U.S. Route 66 abril 4, 2011

El 23 de marzo, murió la Cleopatra por antonomasia, Liz Taylor, y yo que era gran fan de ella, me vi la peli por enésima vez y justo coincidió con el regreso del Faraon (alias pollaboba). Yo sabia de antemano que iba a hacer su aparición como las caras de Bélmez, porque es el típico tío que sabes que va a volver ya sea como una mancha en la pared o como una aparición mariana.

Como no soy tonta, sabia que no volvía por motivación propia o porque yo fuera el amor de su vida o porque hubiera valorado el pedazo de tocino que soy. Nooooooooo… Volvió porque según ÉL, le llamó su ex, quedaron, ella quería volver y él la dijo que no quería volver con ella, porque era muy cría (como si el supiera a día de hoy donde poner las babas, ver para creer) y ella se puso como un basilisco ante su negativa. Según TOCINO, él llamó a su ex, quedaron, la dijo de volver y ella le espetó que era muy crío para ella y él se puso como un basilisco.

Y mágicamente, se acordó de mi, porque se había dado cuenta de mi valía y quería aclararse, cuando yo lo tengo claro no, cristalino. Y yo lo sabía, porque en estas cosas, sabe mas el diablo por viejo, que por diablo y con este tipo de hombres, cuando ellos van, tu ya has ido y vuelto con rebote en la pared incluido.

Ahora está currándoselo según él, dando la brasa según Tocino, para que volvamos a retomar lo ¿nuestro?. Quicir, que como la ex le mandó a tomar por cleta, ahora quiere demostrar que puede estar con un Tocino como Zeus manda… Y yo como que no soy una ONG, ni imparto terapia gratuita… Aquí cada uno que se lama sus heridas, no te jode… Que yo me las he comido como puños y no he dado por saco a nadie.

Así que mientras él estaba dando la brasa con las oportunidades y las segundas partes, yo estaba haciendo una incursión en el mundo motero, que de momento tiene mejor pinta. Quedamos el viernes para tomar algo y entre que él tardó la hueva en montar nosequé de la moto y yo me quedé dormida en el sofá, lo dejamos para el domingo.

El domingo, vino a buscarme y en lugar de venir con su flamante cuerpazo y su moto (todo conjuntado), vino con un Golf mas viejo que el hilo negro, nos perdimos y acabamos en un centro comercial que no conocían ni los que vivían enfrente… Quicir, torpeza mas o menos, nos lo pasamos genial y llegó el momento de llevarme a casa… Y me besó…

Pero fue todo tan normal, sin meterme mano, sin pretensiones de darlo todo, sin indirectas de quiero ponerte mirando a Cuenca, solo nos besamos. Seguro que luego tanta moto, tanto cuerpazo, tanto beso y tanta ostia, se volverá en contra mía y acabará siendo un capullo mas de los que nunca conociera (como cantaba María Jiménez) pero de momento el chaval apunta maneras.

Sé que hacer comparaciones está muy feo, pero como tengo tan reciente lo del Faraón es inevitable…. Así que analicemos en voz alta. De edad, mas o menos andan a la zaga, el motero tiene 29 camino de 30 y el Faraón tiene 30 recién cumplidos, quicir, que en crudez de edad están en igualdad de condiciones. De donde poner las babas, el Faraón no sabe que hacer con ellas, ni donde ponerlas, para él todo es juerga y vino, el motero, sabe que hacer con ellas, sabe donde ponerlas y para él hay juerga con medida y no hay vino. El Faraón es fan de Torrente, hasta el punto de que lo imita (recordemos el episodio en la puerta de mi casa) y el motero es fan de los paseos en moto por la sierra, rollo Born to be wild. Físicamente, el Faraón entre tanto vino, tanto atracón compulsivo de salchichas con huevos y poca actividad física, estaba tornándose en el nuevo Paquirrín, el motero, en fin, que decir… Va todos los días al gimnasio, a natación.. vamos… que está tremendo, sin llegar a estar obsesionado por su físico.

En otros terrenos, todavía no tengo muchos datos del motero, pero tiene buenas expectativas… bueno, al lado del Faraón, cualquiera las tiene, que al chaval se le daba fatal tanto el sexo como las maniobras orquestales en la oscuridad. Veremos a ver en lo que se convierte el motero.

 

Y la decepción continua…. marzo 25, 2011

Ayer fui al médico, a hacerme la revisión quincenal, tanto física como mental, donde me pesan, me preguntan que tal estoy, si me encuentro cansada, si he pensado en el suicidio… esas cositas de las revisiones.

Empecé en mi revisión mental, donde hice partícipe a mi psicóloga de los últimos cambios en mi vida (la decepción masiva y la patada faraónica) y se sorprendió porque no me hubiera cortado las venas a bocaos. Vamos a ver… El objetivo de la operación, a parte de redecorar mi figura, era redecorar mi autoestima y mi azotea, por lo que es normal que no me quiera cortar las venas a bocaos no? Alegrate mujer!! No pasa nada… Pero con todo y eso, deje a mi psicóloga decepcionada.

Ojiplatica, continué con mi revisión física, donde me hicieron el cuestionario rutinario, lo que como, cómo me siento, mis actividades lúdicas e intestinales etc… y llegó el momento de subirme a la báscula…. y como es normal, había bajado de peso y me echaron la bronca.

Tiene cohones, el objetivo de la operación y posterior vía crucis era ese… bajar de peso y encima me echan la bronca porque voy muy bienAmosaver que yo me entere, si voy muy bien, porqué me echan la bronca? Si he alcanzado el 70% de pérdida de peso en la mitad de tiempo que el resto de la gente, porqué me echan la bronca? Si estoy siguiendo la dieta, no me salto ninguna comida y me porto bien, porqué me echan la bronca?

Cualquiera diría que me he saltado las normas a la torera o que paso de cuidarme o que saboteo la reducción de estomago?… Pues no, no me he saltado ninguna norma, me cuido y no saboteo nada… Conclusión, como yo no soy como el resto, me echan la bronca y claro… me tocan las narices y le pregunto al médico tan poca fe teniaís en mi? Y el médico se queda a cuadros… No, no.. no es eso.. es que normalmente la gente no respeta las normas, ni se cuida… Claro… Pero yo no soy como el resto de la gente, espabilao.

Si yo me meto en un quirófano, me someto a una operación, paso un postoperatorio que ya lo hubiera querido para su catálogo de torturas la Santa Inquisición y me paso casi mes y medio a base de líquidos… No es para quedarme igual que estoy, es para mejorar tanto física como mentalmente como lo estoy haciendo… rápida y cómodamente.

Por lo que esta semana, ya llevo tres decepciones masivas, la del trabajo y las de mis médicos… a ver quién lo supera.

 

Ahora sí que sí marzo 24, 2011

Ayer el Faraón, que ya ni Faraón ni leches, a partir de ahora pollaboba se mostró tal y como es, un niño malcriado, borracho, mentiroso, manipulador y cobarde. Y claro… se cachondeó de quien no debía, de MI.

Cierto es que desde nuestra charlita del domingo, no había vuelto a saber nada de él, ni yo había hecho nada por contactar, es decir, que lo que pasó ayer era totalmente predecible y yo hasta se lo agradezco.

Aparte de ser un niñato que no sabe ni donde poner las babas, no tiene ni idea de tratar a las personas, no es capaz de controlarse con la comida y la bebida  y no es capaz de mantener una erección mas de cinco minutos seguidos.

Ayer, recibo un mensaje de pollaboba diciéndome que el viernes tenemos que hablar, como yo ya me olía el rollo, le respondo que hablemos ahora, que yo tengo prisa por dormirme. Me contesta que lo ha estado pensando y que no puede continuar conmigo. Le contesto que si no es capaz de decírmelo en persona y me contesta que no y que lo siente.

Y ahí empezó mi furia desmedida, porque este tipo de personas, se creen impunes a la hora de dar por culo a la gente, es decir, creen que haciendo la putadita y pidiendo perdón, están redimidos de toda recriminación, es mas, ni se te ocurra increparlos, porque les agobias.

Y yo a este niño de baba, no se lo iba a consentir, porque no me daba la gana, porque yastabien de cabronismo, de las alabanzas a la manipulación, de la impunidad de los cobardes, yastabien. Y solté toda la artillería pesada, dije todo lo que tenia que haber dicho hace mucho tiempo, pero no solo a él, sino a todos los especímenes que han practicado el cabronismo conmigo, fue como una cura de salud mental para el presente, pasado y futuro.

Porque no, porque yastabien de los ahora no estoy preparado, ahora no puedo, ahora no sé lo que quiero, ahora no es le momento, ahora no tengo fuerzas, es que estoy agobiado, es que no que será de miyastabien, pero con todo y eso, no te ha impedido montarme un bonito escenario para luego, meterme la patada, sin dar la cara….

Pues ahora yo estoy preparada, puedo, sé lo que quiero, es el momento, tengo fuerzas, no estoy agobiada, sé lo que será de mi… y no te quiero a ti, ni quiero mas cabronismos en mi vida.

 

Nunca me he sentido tan contenta… marzo 22, 2011

…de decepcionar a tanta gente. Así se podría resumir la reunión que he tenido hoy con mis dos ex-jefes, si si, ex-jefes. Porque por alguna razón que aun no acabo de entender mis plegarias y velas negras, al fin, han tenido resultado, me han sacado del proyecto!!!!

Y estoy tan contenta, tan feliz, que todos los argumentos, reproches, dardos envenenados y frases estúpidas que me han dicho mis ex-jefes en esa reunión, para justificar mi desasignación, me han resbalado cual trucha en el Ebro.

Por otro lado, no lo voy a negar, me hubiera gustado salir de otra manera… pero visto lo visto y vista la calaña de esta gente, era la única manera de salir, quedando como la mala, muy guapa, pero la mala.

Así que, de aquí en 15 dias, se acabó mi vida en este lodazal donde estaba metida, que seguramente acabaré en otro lodazal igual o peor, pero en este caso, cualquier lodazal será mucho mejor.

Por fin se acabaron los mails explosivos, las borderias de buena mañana, sentirme como el ultimo mono… los desprecios profesionales, la presión sin medida, las lagrimas al salir del trabajo, la selectividad perpetua, la impotencia de la injusticia…

Todo, todito, todo, os lo dejo a vosotros, queridos ex-compañeros de proyecto, que me habéis tratado como los que sois, una mierda, a mi queridos ex-jefes de proyecto, que me habéis decepcionado tanto o mas como yo a vosotros, pero con una diferencia, lo vuestro era totalmente previsible y como no a mi queridos ex-usuarios, que habéis quedado como lo que sois, unos gilipollas.

Aunque, he de decir, que gracias a ellos, mis queridos ex-usuarios, me han sacado del proyecto, ya que el asco, la animadversión, la antipatía y las ganas de meterles una caña rajá por el culo, era mutuo.

AMEN

 

La semana tocinera marzo 21, 2011

La semana pasada fue… una verdadera mierda, ahora que lo miro todo a través del cristal de la distancia, es cuando puedo hablar de ello sin furia y sin ganas de estrangular a alguien con el cable del ratón. Hay varias parcelas de mi vida que al igual que en Japón han sufrido una sacudida.

Profesionalmente, la semana fue de traca, mi jefe se puso por meta el lunes por la mañana amargarme toda la semana con presión, malos modos y correos bomba…desde luego que lo consiguió, tonta yo por permitírselo. Se había conchabado con los hijosdefruta del cliente que están deseando que caigamos siosi, y encima escupirnos encima. Ademas sufrí tanto sus latigazos, como los latigazos de la acomplejada del cliente. Consecuencias: insomnio, ansiedad, irascibilidad, llorar en el coche hasta llegar a casa, meterme en la cama en posición fetal y desear una muerte rápida.

Familiarmente, fue el cumpleaños de mi padre y cumpliendo sus deseos, no hubo ni tarta, ni regalos ni nada, si por el fuera se borraría el día del calendario… lo mas aséptico del mundo, que por un lado es inofensivo pero por otro (como no) tenia que dar su puntilla de gracia. Como en el trabajo estaba/estoy/estaré fatal, no puedo contárselo a mis padres, porque mi padre saca el dicestudemili y mi madre el yosiempremas. Porque el ha trabajado, si por supuesto, pero la que ahora está jodida soy yo y no se pueden comparar historias de conductor de autobús con historias de porculismo por amor al arte.. NO.

Y luego esta mi madre, si yo paso mala noche o no me encuentro bien, mi madre también o mas. Vale que estas mal de salud, pero ahora yo necesito que me escuchen a mi, no quiero que cada vez que yo diga, me duele el lóbulo de la oreja, mi madre diga ays.. a mi me duele la oreja enteraNO. Por una vez no quiero tener yo que cuidaros a vosotros, si voy a veros es para poder hablar con alguien, desahogarme de la presión que tengo y no para que me calienten la oreja con un dicestudemili o un yosiempremas. Consecuencias: me cierro como un tupper y aquinopasanada.

Personalmente, bueno… eso ha sido lo mejorcito de la semana oiga!!!! Desde hace un tiempo, hablo (como se decía antiguamente) con un chico, El Faraón, que es un crudito que acaba de dejarlo con la novia bla bla bla… Bueno el caso, que somos amigos con derecho a roce, cada uno de su pueblo, y yo no quiero nada con el, pero tampoco que me dé por culo. Pues el chaval se está cubriendo de gloria… la segunda vez que quedamos, para cenar, desapareció de juerga con sus amigos (que no me parece mal, quicir, que haga con su vida lo que se salga del capullo, no me joda) así que a las 12 de la noche, apareció en mi casa, cual Torrente, borracho y con un chándal apartagallinas, vamos que mas bajo no se puede caer.. Pues él SI.

Después de esa noche Torrentista, le dije que de coño iba, que si se va a destrozar el hígado, al menos que me avise para no quedarme con el vestido puesto haciendo el tonto, me juró y perjuro que no iba a volver a repetirse, hasta este sábado, donde ooooooooooootravez habíamos quedado para cenar y no dio señales de vida en todo el día, no cogía el teléfono, no respondía a los sms…. y después de toda la retaila de globos sonda que mandé me mandó un escueto sms, Tocino, es mejor que no hablemos. ¿Cómo? Le llamé con toda la furia amasada durante todo el día y le puse de vuelta y media… Resultado: un ataque de ansiedad de cojones y el diciendo que no quiere volver a verme para no hacerme daño (la excusa mas grande del mundo para mandarte a la mierda por tu bien, claro).

Presa de un ataque de ansiedad, de ira y de incomprensión, me fui a la cama con unos cuantos orfidal… Al día siguiente, a las 8 de la mañana, seguía con esa ira.. y me fui a limpiar el coche, que quedó como los chorros del oro, no hay nada mejor que enfocar un cabreo a las tareas de limpieza, entre restregón y restregón te quedas como nueva.

Cuando, ploc, El Faraón contacta conmigo (como los extraterrestres) porque quiere hablar… y yo le digo, que vale… hablemos.. Quedamos en el centro, me pongo mi falda mas bonita, mi look postllorera mas impresionante y aparezco en mi cita... El Faraón impresionado empieza diciendo que es un gilipollas, cierto, que está agobiado, no sé con qué, como no sea con la cantidad de alcohol por hora capaz de engullirse en una hora, y que no quiere estar con nadie, pero si quiere estar conmigo, como el perro del hortelanoYo ojiplatica empiezo una bronca silenciosa (como las de mi madre, donde no levantas el tono de voz en ningún momento, pero que cada palabra que sale de tu boca es un dardo envenenado), que el es la ultima persona con la que querría tener una relación, que yo le he respetado con el rollo de que necesitaba tiempo bla bla bla, que yo no le he agobiado con relaciones ni compromisos, que si yo quiero limpiar las babas a un niño, tengo un hijo y que el sábado me había tratado peor que a un perro, y que por mi podía hacer lo que le saliera de las cojones, mientras no me joda… El Faraón, abrumado con tanto dardo, dijo que si, que tenia razón, que yo era muy buena con el y bla bla bla…vamos… que nos quedamos igual que estamos…. eso si… con un matiz, ahora yo empezaré a buscar algo mejor, porque yo me lo merezco…

Y dicho y hecho.. cuando iba en el coche, me llama El Motero (con el que había tenido un pequeño malentendido hacia una semana) y me dijo que quería verme, que había sido un idiota bla bla bla… Y pensé, perfecto, el karma por una vez, hace algo bueno por mi.